Sabemos que las aerolíneas no son tus mejores amigas. Con largos retrasos, vuelos sobrevendidos, maletas perdidas, tu viaje se puede convertir en una pequeña pesadilla. Pero todo tiene un lado positivo, si sabes qué pedir. Aquí tienes siete maneras para desquitarte.

Pide un reembolso por ser expulsado
Es difícil no asustarse cuando te topas con un vuelo sobrevendido. Pero recuerda esto: puedes recibir un reembolso. Según el Departamento de Transporte, si llegas a tu destino entre una y dos horas después de tu hora de llegada original en un vuelo nacional, o entre una y cuatro horas en un viaje internacional, la aerolínea te debe el 200 por ciento del costo de un viaje de ida (hasta $ 675). Si llegas más de cuatro horas después de lo planeado, te reembolsará el 400 por ciento del boleto (hasta $ 1,350). ¿Aún no lo puedes creer? Un estudio de AirHelp encontró que el pago promedio es de $ 643.

Pide dinero efectivo, no cupones de vuelo
No permitas que una aerolínea te dé un cupón para un vuelo cancelado o cualquier otro inconveniente. Los vales son como el dinero de Monopolio. Se ven bien en el papel, pero en realidad no son tan útiles. ¿Tu mejor apuesta? Pide efectivo o un cheque porque los cupones casi siempre vienen con condiciones (ejemplo, fechas bloqueadas). Entonces, antes de devolverte, solicita sus $200 en efectivo.

Cuando estás atrapado en la pista
Así que estás atrapado en la pista, obligado a ver Ocean’s Eleven por quinta vez a medida que pasan las horas. Por suerte para ti, no puedes ser retenido en un avión retrasado durante más de tres horas en vuelos nacionales. Las aerolíneas también están obligadas a informar a los pasajeros cada 30 minutos y servir comida y agua después de una espera de dos horas, y no precisamente pretzels.

Esperando horas para despegar.

Anular tu boleto sin penalidad
La mayoría de las aerolíneas le permiten anular o cambiar tu boleto dentro de las 24 horas con un reembolso completo. De hecho, en algunos transportistas (como Southwest), incluso puedes cambiar de plan hasta justo antes de abordar sin costo. Pero hay algunas excepciones. Por ejemplo American Airlines, puede aguantar una reserva hasta 24 horas, pero una vez que emitas, estarás atrapado. Además, ten en cuenta que los sitios de terceros como Kayak y Expedia también tienen sus propias reglas.

Pagar por cambios de itinerario
Cuando los vuelos se retrasan, reprograman o cancelan, muchos pasajeros se ven obligados a reorganizar su transporte terrestre. En situaciones como estas, la aerolínea debe cubrir todos los gastos y tarifas para reubicarte o darte un reembolso completo, incluso si compraste un boleto no reembolsable o si reservaste en una aerolínea diferente. Entonces, si el único asiento que queda en el próximo vuelo es de primera clase, es tuyo sin costo para ti. Más champaña, por favor.

Tu Voucher de hotel
Esta será la última vez que tendrás que dormir en la puerta, o peor, en el piso de la terminal. Las líneas aéreas deben ofrecer alojamiento gratuito si te quedas varado durante la noche involuntariamente. Estos vales de hotel se pueden reclamar en cualquier momento, lo que significa que si decides quedarte con amigos en lugar de un Holiday Inn, todavía tiene derecho al cupón. También vale la pena preguntar si también cubrirán las comidas.

No tienes que dormir en la terminal.

Dinero por el equipaje perdido
Si pierdes tu equipaje facturado, se retrasa o se daña, no te conformes con la pequeña suma de $50 que generalmente te ofrecen. Dependiendo de cuánto valieron tus artículos y de cuánto tiempo tus maletas tardan en aparecer, se te podría reembolsar hasta $3500 por pasajero en responsabilidad por un viaje nacional de EE. UU., Y hasta $1675 en vuelos internacionales. Buena excusa para salir de compras.

Acuerdate que estas condiciones pueden cambiar de un momento a otro, dependiendo de la aerolínea o de las regulaciones aeronáuticas que gobiernan cada país.

Feliz viaje…