Seleccionar página

Si viajar en avión te hace sudar, hay formas de aliviar tu ansiedad. Un viajero comparte sus tips que pueden aliviar la ansiedad de muchos a la hora de montarse en un avión.

El viaje en avión nos permite llegar a cualquier lugar en cuestión de horas, dependiendo de tu destino.

Para muchos, el viaje en avión es una experiencia cómoda y agradable. Para otros, es un disparador de ansiedad y estrés, hasta algunos incluso optan por viajar por otros medios.

Si tienes miedo de volar, pero buscas conquistar tu miedo, aquí hay 5 maneras de hacerte menos temeroso de viajar en avión.

Muchos de nosotros nos ponemos nerviosos cuando es hora de volar. De hecho, algunas personas tienen tanto miedo que evitan por completo los aviones, a pesar del hecho de que viajar en avión es mucho más seguro que viajar en un automóvil, según el Consejo Nacional de Seguridad, una organización de servicio público sin fines de lucro.

Incluso si el despegue y el aterrizaje te hacen sudar, hay formas de superar tu miedo a volar.

       1-.Considera una Siesta

Aunque no diría que tengo miedo a volar, y lo hago con frecuencia, hay algo sobre estar a miles de pies en el aire que a veces me inquieta.

Un asiento estrecho en el avión no es el lugar ideal para tomar una siesta, pero he descubierto que ayuda a que el vuelo pase más rápido y me distrae de los            nervios.

       2-.Infórmate sobre los aviones

Incluso si no estás interesado en convertirte en piloto, aprender más sobre los aviones podría ayudar a aliviar los nervios, según el psicólogo clínico Martin Seif.

Intenta leer sobre “cómo vuela un avión, hechos sobre la turbulencia y el significado de varios sonidos y golpes durante un vuelo normal”, escribió Seif en el sitio web de la Asociación de Ansiedad y Depresión de Estados Unidos.

No es necesario profundizar en las complejidades de la mecánica de un avión, pero leer sobre los ruidos que probablemente encuentres en un avión y, lo que es más importante, escucharlos, te puede ayudar en tu travesía.

       3-.Aprovecha los servicios de terapia en los aeropuertos

Muchos aeropuertos importantes ofrecen varios tipos de opciones de terapia, y algunas de esas sesiones incluyen al mejor amigo del hombre. El programa “United Paws” trae perros de terapia a los aeropuertos, y los viajeros pueden acariciar y pasar tiempo con ellos antes de sus vuelos.

Si eres alérgico a los perros o simplemente prefieres otro tipo de amigo peludo, el Aeropuerto Internacional de Cincinnati / Northern Kentucky trae caballos de terapia en miniatura dos veces al mes, y el Aeropuerto Internacional de San Francisco es el hogar de un cerdo de terapia

      4-.Distráete

Abordar un avión es la mitad de la batalla, pero una vez que estás en el aire, generalmente no hay vuelta atrás. Si tomar una siesta no es una opción para ti, podrías distraerte. Guarda un libro que realmente desees leer en tu próximo vuelo o acumula los episodios de un podcast o serie que te puedan interesar.

      5-.Evita el alcohol

Odio la fiesta, por lo que guardé este consejo para el final, pero probablemente deberías dejar la bebida si tienes miedo a volar. El solo hecho de estar en un avión, especialmente durante mucho tiempo, puede llevar a la deshidratación, y el alcohol puede agravar el problema.

Aunque la bebida puede temporalmente quitarte los nervios, los estudios han demostrado que también puede aumentar la ansiedad en las horas posteriores al consumo de alcohol, según los Centros Estadounidenses de Adicciones. Si el efecto del alcohol desvanece a mitad del vuelo, es posible que te sientas peor que antes.

Buen viaje…