Seleccionar página

Si bien volar te proporciona una forma conveniente de viajar largas distancias, una de las desventajas es que, en general, tienes que lidiar con la turbulencia en algún momento. Los movimientos que los aviones pasan por culpa de la turbulencia pueden hacer que sientas náuseas. Aunque los pilotos hacen todo lo posible para evitar las turbulencias, no siempre es posible. Afortunadamente, hay algunos pasos que puedes seguir para evitar sentirte abatido durante tu vuelo.

¿Qué causa la turbulencia?

Los aviones pueden pasar por turbulencias debido a varias causas. Cuando el avión está cerca del suelo, los fuertes vientos pueden causar ligeras irregularidades. A medida que tu avión se eleve en el aire, es posible que experimente turbulencias por el aire ascendente, las corrientes de aire o incluso el vórtice estelar del avión. Los pilotos estudian los patrones climáticos actuales y otros factores para anticipar dónde podría ocurrir la turbulencia, para que puedan evitarla de ser posible. De lo contrario, intentan mantener el avión volando de la manera más suave y constante posible.

¿Cómo se puede prevenir el mareo?

El mareo ocurre cuando hay una discrepancia entre lo que están experimentando tus oídos y tus ojos. Si sientes que en tus oídos hay movimiento y en los ojos no, puedes terminar sintiendo náuseas. Si eres propenso al mareo, los episodios leves de turbulencia pueden hacerte sentir mareado. Como la turbulencia leve es bastante común de vez en cuando, debes considerar hacer lo siguiente para tener un vuelo libre de náuseas.

Elije Bien tu Asiento

Cuando elijas tu asiento en un avión, trata de obtener uno que esté bien cerca de las alas del avión o del frente. Estas áreas del avión ofrecen más estabilidad durante el vuelo, por lo que es menos probable que experimentes muchos baches cuando se produce la turbulencia.

Come Ligero Antes de Volar

Puede que sientas la tentación de comer un buen almuerzo antes de tu asumiendo que tienes bajas expectativas de la comida del avión. Sin embargo, esto puede terminar irritando tu estómago y haciéndolo más propenso a sentir nauseas, especialmente si tiene alimentos grasos y pesados. En lugar de comer mucho antes de volar, disfruta de una comida ligera. Bebe mucha agua con la comida y apégate a alimentos con poca sal para reducir el riesgo de deshidratación.

Toma Medicamentos

Antes de tu vuelo, consulta a tu médico sobre los medicamentos que están diseñados para ayudar con la cinetosis. Tomar este tipo de medicamento puede ayudarte a evitar que experimentes síntomas de mareo. Ten en cuenta que ciertas medicinas pueden causarte sueño, por lo tanto, pregunta a tu médico sobre medicamentos que no son somnolientos, especialmente si tienes un vuelo corto.

No Leas o Juegues

Durante tu vuelo, no intentes leer un libro o jugar un juego en tu dispositivo móvil. Estas actividades pueden empeorar el mareo, ya que debes mantener tu libro o dispositivo cerca de tus ojos. En cambio, intenta escuchar música o audiolibros que te ayudan a sentirte más relajado. Ten en cuenta que ver una película en la pantalla que está en la parte posterior del asiento frente a ti no es tan malo, ya que está más lejos de los ojos.

Abre la Salida de Aire

Abre la ventilación que está encima tuyo para evitar que sientas demasiado calor. Deja que el aire frío del respiradero te golpee la cara. Eso puede ayudarte a mantenerte más tranquilo y más cómodo en momentos de turbulencia.

Feliz Viaje…