Seleccionar página

Ya está aquí la Navidad y con ella sus famosas ferias navideñas que hacen las delicias de los más entusiastas. Donde podemos encontrar el mayor incrementos de estos es en Europa, y es que tanto en calidad como en cantidad, algunos son tan impresionantes que merece la pena hacer un recorrido solo para visitarlos, pues nos ofrecen la oportunidad única de disfrutar de un ambiente invernal pero cálido, festivo y colorido, la mejor decoración navideña, puestos de comida callejera y artesanía y de la música o los coros de niños cantando los villancicos propios de estas fechas.

Estrasburgo

Cuando las luces se encienden al atardecer y predominan las decoraciones y adornos en las fachadas, los olores de las especias o los dulces típicos preparados durante el Adviento, el vino caliente etc, el mercado se convierte en toda una atracción y deleite para los sentidos.

La feria navideña de Estrasburgo es famoso dada su antigüedad, ya que data desde 1570, convirtiéndose así en el más antiguo de Europa.

Además, sus conciertos, espectáculos y sus más de 300 puestos repartidos en 11 centros, hacen del mercadillo uno de los más grandes del mundo.

¡Su árbol central es sencillamente espectacular!

Bruselas

La oferta de ocio y actividades con niños es muy extensa durante estas fechas; los escaparates lucen sus mejores galas, las calles se engalanan y los monumentos más famosos se iluminan de noche creando un ambiente mágico.

El Plaisirs d´Hiver es el evento más importante de la ciudad durante el periodo de la navidad.

Este evento, reúne a muchos turistas por sus muchas actividades que organiza además de por su famosísimo mercado de navidad formado por más de 250 puestos. En ellos es fácil encontrar regalos e indagar en las propuestas gastronómicas más deliciosas.

Todo ello se da lugar alrededor de la fastuosa Grand-Place, que se convierte en un auténtico espectáculo de luces de navidad y que alberga un gigante árbol de navidad con bonitas animaciones de luz que hacen de todo un conjunto maravilloso.

Madrid

El principal mercadillo de navidad de Madrid lo encontramos en la Plaza Mayor, probablemente la plaza más bonita y característica de la ciudad.

Un total de más de 100 puestos se dan lugar cada año para ofrecer productos tradicionales relacionados con la navidad como belenes y adornos.

También, a su vez, tiene lugar otro mercado navideño muy popular ubicado en la Plaza de España, donde en su totalidad  ofrecen productos de artesanía reconocidos por su variedad y calidad.

De hecho, es nombrado como la Feria del Mercado de Artesanía de la Comunidad de Madrid, cuyo propósito es fomentar su comercialización. En él, se dan lugar más de 150 afamados artesanos venidos de toda la geografía española.

Budapest

La ciudad es famosa por sus ferias de Navidad, que se encuentran en dos de las plazas más bellas de Pest, concretamente en la plaza Vorosmarty y en la Plaza de San Esteban.

La ciudad es famosa por sus ferias de Navidad, que se encuentran en dos de las plazas más bellas de Pest, concretamente en la plaza Vorosmarty y en la Plaza de San Esteban.

En este último, encontramos uno de los mercados más bonitos de Budapest. En el centro de él encontramos un gran árbol de navidad además de una pista de patinaje sobre hielo para los niños.

Un precioso espectáculo de luces alumbra cada anoche la basílica mientras la gente se amontona en los puestos para comprar exquisiteces gastronómicas regionales y decoración.

En la plaza también hay un enorme árbol de navidad y un gigantesco calendario de adviento además de un belén de madera tallado a mano.

Gran cantidad de eventos musicales y espectaculos.

Berlín

Con la llegada de la navidad, Berlín se transforma por completo con un sinfín de ferias y eventos distribuidos por toda la capital. Por ello, hablaremos de la feria de navidad más importante de la ciudad, el mercado de Spandau.

Aquí, junto a 250 casetas de madera que los fines de semana casi se duplican, respiraremos el verdadero sentir de la navidad.

En él sobra decir que podemos encontrar absolutamente todo lo referido a la navidad además de una muy rica gastronomía.

También cuenta con diferentes entretenimientos para los más pequeños y adultos además de estar alojado en un emplazamiento histórico que lo convierte en algo aún más interesante.

 

Zurich

Como no podía ser de otra manera, Zurich, situada junto a los Alpes, en la confluencia del lago Zurich y el río Limmat, se cuela en nuestra lista.

Su mercado más conocido es el de la Estación Central de Zurich, convertido en el mercado cubierto más grande de Europa contando con una impresionante decoración a lo largo de sus más de 150 casetas de madera.

En él se encuentra un enorme árbol de navidad de 15 metros de altura adornado con cientos de cristales Swaroski, presidiendo un espectáculo de preciosos adornos para el hogar, prendas de vestir invernales, delicias gastronómicas etc.

Muy cerca de este mercado encontramos otros dos muy populares. En Werdmühleplatz tenemos el mercado más tradicional que tan solo cuenta con unas pocas decenas de puestos y donde podemos disfrutar de los conciertos Singing Christmas Tree cada tarde.

En Hirschenplatz, entre callejuelas, nos encontramos con el mercado más romántico y antiguo de esta ciudad donde lo que más abunda es la artesanía.