Seleccionar página

En algunos aspectos, estoy sorprendido de lo increíblemente poco que he crecido como viajero: Sigo vagando por las ciudades sin una pista de lo que estoy haciendo, aún estoy motivado en gran medida por mi búsqueda de comer en las mejores panaderías que encuentro en mi travesía, todavía lloro un poco cuando me veo obligado a entender un mapa.

Pero estaría mintiendo si dijera que no aprendí nada. Recogí algunos consejos y trucos que obtuve de mis numerosos errores. Aquí están los mejores de ellos: mis principales consejos de viaje y las lecciones aprendidas de los últimos años.

Siempre Empaca un Sombrero

En el invierno, un sombrero de punto te mantendrá caliente y ocupará poco espacio. En el verano, un sombrero de ala mantendrá el sol fuera de tu cara. Créeme que lo disfrutarás.

Kit de Primeros Auxilios

Lleva un botiquín de primeros auxilios para viajes que contenga lo siguiente: ibuprofeno (u otro analgésico), descongestionante, NyQuil, curitas, crema de hidrocortizona. No te imaginas lo útil que te puede ser.

Una Botella Vacía

Si hay agua potable en tu destino, guarda una botella plástica reutilizable que quepa en tu bolso o que puedas guindar en tu cintura. Si es colapsable, mejor aun. En una época en que las cosas embotelladas cuestan $7, también ahorrarás un montón.

Maletín con Ruedas

Las bolsas con ruedas son increíbles. Esa mochila puede parecer más ágil, pero ¿alguna vez has visto a alguien caminar por un aeropuerto con uno de esos en su espalda? Agil no viene a la mente. Ciática, sí.

Sin Plancha

No empaques ropa que requiera planchado. Ahorras en peso y trabajo.

Lleva un Regalo

Si te estás quedando con alguien, empaca un regalito. Puedes traerlo de tu casa o comprarlo durante el viaje o enviarles algo después. Hazlo no solo porque es probable que te vuelvan a invitar, sino porque tu madre estará muy orgullosa de ti.

No Lleves Ropa Nueva

Nunca empaques algo que no hayas usado antes. De lo contrario, tus zapatos nuevos te resultarán demasiado incómodos, tu nueva chaqueta demasiado endeble y tu nueva ropa interior demasiado, bueno ya sabes.

Compra un Recuerdo

Compra ese souvenir deliciosamente grotesco, incluso si no sabe a quién dárselo. Algún día se te ocurrirá alguien para quien sería perfecto. En el peor de los casos, lo conservarás para ti.

No lo Lleves Por Si Acaso

Si odias usar algo en casa, odiarás llevarlo aún más en un viaje.

Comodidad Primero

Empaca esos zapatos de tenis horribles que solo usas para trotar (o para ir un momentico a la panadería). En algún momento de tu viaje, no te importará cómo te veas. Solo te importará estar cómodo. Para mí generalmente es el segundo día.

No a los Mc Nuggets

No vayas a un McDonald’s. No me importa si tienes miedo y te mueres de hambre: los McNuggets NUNCA son una opción viable. Si necesitas comida rápida, prueba una cadena local, del país en el que estés.

Ahh Los Museos

Siempre pide consejos al personal del museo. Te dirán cuáles son las mejores exposiciones y cuales son las qué puedes omitir.

En una próxima entrega, les paso otra lista que les va a ser de gran utilidad. Aunque aprendan la cuarta parte de lo que les digo, alguna vez me lo van a agradecer.