Seleccionar página

Sabes que debes llegar al menos tres horas antes para vuelos internacionales, pero también es probable que hayas escuchado las historias de horror de las colas de seguridad que se forman en algunos aeropuertos cuando quieres compartir los cielos con 6 millones de amigos con similares planes.

Inscríbete en TSA Pre-Check

La mejor manera de garantizar una experiencia fácil llegar temprano, hacer un pre-chequeo de tus boletos y si resides en USA,  inscribirte en el programa TSA Pre Check, el cual te permite tomar una línea VIP que generalmente es de cinco minutos o menos. Ese programa tiene un costo de $85 por adulto, y dura cinco años. Incluye el acceso a niños hasta 12 años de edad.

Envuelve tus Regalos Después

No importa cuán bien hagas un lazo, la TSA aún puede hacerte abrir tus regalos. También tienen derecho a abrir regalos envueltos en el equipaje facturado. Considera enviar regalos con anticipación por correo, o simplemente envuélvelos una vez que llegues a tu destino. ¿Pensando en traer sorpresas comestibles? Puedes llevar alimentos duros como las galletas de Navidad; pero esos frascos de mermelada se consideran líquidos, y por lo tanto deben pesar menos de 3.4 onzas.

Otro datos útil es que te quites las joyas, reloj, cinturón, billetera y vaciar tus bolsillos mucho antes de llegar al oficial de seguridad. Eso agiliza considerablemente el proceso.

Aborda (Casi) al Ultimo Minuto

Papá Noel vendrá en cuestión de días. Los niños están ansiosos por llegar a su destino. Los regalos, dulces, juguetes, etc… Deja que drenen sus energías en el aeropuerto. Que corran, jueguen antes de someterlos al asiento del avión por esos 30 minutos adicionales.

Conoce a los “Anti Niños”

Siempre sucede que nos toca al lado o atrás aquel pasajero que gruñe o voltea los ojos cuando le toca cerca un niño. La mejor estrategia es sonreír y de paso presentarle a tus hijos por sus nombres. Eso suele ablandar un poco esos corazones amargados.

Compra un Seguro

Reservar vuelos sin escalas que salen temprano en la mañana puede ayudarte a evitar demoras frecuentes, pero incluso los viajeros mejor preparados pueden verse afectados por el mal tiempo. Debes estar preparado para esta posibilidad. El seguro de viaje puede ser una excelente manera de protegerte si se cancela un viaje no reembolsable. (Las pólizas familiares básicas comienzan en $ 130 por un viaje de una semana).