Seleccionar página

Los trabajadores de línea aérea tienen un montón de trucos debajo de la manga que podrían ayudarte a reservar un mejor vuelo y mas económico, también evitar algunos inconvenientes como sentarte en el área de bebés, y otros detalles  mas.

Aquí nos revelan 6 secretos de la industria para que viajes como un profesional.

1. El mejor momento para reservar tu boleto: Los martes a las 2:30 p.m. E.T. La mayoría de las reservas se hacen durante el fin de semana. El sistema tarda un día generalmente en procesarlas. Seguidamente, la aerolínea pone el inventario sobrante a la venta.

2. ¡Hidrátate, hidrátate, hidrátate! El aire de la cabina de un avión contiene menos de 20% de humedad. Eso es aún más seco que el del desierto del Sahara (25% aprox). Te deshidratarás mucho más rápido en un ambiente seco, así que trata de llenar una botella de agua antes de montarte en tu vuelo.

3. Vuela fuera de horarios normales si quieres evitar los bebés. Queremos aclarar que nos encantan los bebés. Pero a veces algunos pasajeros quieren dormir y descansar en un vuelo y con un bebé llorando al lado no es tan fácil. Los expertos dicen que la mayoría de los nuevos padres no vuelan en horarios atípicos. Así que reserva un vuelo tarde por la noche o un vuelo muy temprano por la mañana. Además, trata de no sentarte cerca de los paneles divisorios ya que en ellos suelen fijar las cunas de los bebés.

4. Siéntate en la parte trasera del avión para un mejor servicio. Mientras mas cerca estés del área de servicio, mas rápido serás atendido y si les caes bien te pueden traer alguna bebida por la casa. Claro, como todo, eso es mas factible si los tratas con respeto y educación.

5. Haz tu Check-in temprano para evitar que te quiten el puesto por sobreventa. Así es. Es muy común que las aerolíneas sobrevendan un vuelo porque asumen que algunos pasajeros pueden fallar. También pueden cancelar al que llegan de ultimo o al que tiene el boleto mas económico para acomodar a otros que están en espera.

6. Llévate unos buenos audífonos antiruido. Te lo hemos recomendado antes y lo volvemos a hacer. Es un truco que no puede fallar.

¡Feliz viaje!